¿Voz o Vos?

"Pensando En Voz" es un espacio que permite quitar el silencio a mis pensamientos dándoles la posibilidad de ser hablados.
Cada uno de los artículos son reflexiones que surgen luego de leer los "Pensamientos En Voz" que Dios nos ha dejado.
Su Palabra es verdad, mis pensamientos son sólo eso, pensamientos.

viernes, 21 de enero de 2011

DECIDIENDO POR DONDE CAMINAR

“(El justo) Es como el árbol plantado a la orilla de un río que, cuando llega su tiempo, da fruto y sus hojas jamás se marchitan. ¡Todo cuanto hace prospera!” Sal. 1:3 (NVI)

En el Salmo 1 vemos que el salmista hace una comparación entre dos actitudes que podemos tomar en nuestra vida. Es interesante notar que podemos pertenecer al grupo de los justos o al grupo de los malvados.
Dios es un Dios al que no le agradan los grises, los que nunca se deciden por seguirlo a Él. En este aspecto es muy claro: o se está de un lado o se está del otro. Dios nunca va a permitir que andemos yendo y viniendo entre su camino y el camino de la perdición.
Pero es interesante notar que a Dios no lo mueve un capricho o un autoritarismo sin sentido; al contrario de esto, vemos como el salmista, luego de presentar las características de los justos, deja bien en claro cuál es el beneficio de llevar una vida vivida en su camino. Dios es nuestro Padre y siempre va a querer lo mejor para nosotros. Es un Padre que ama y sabe que vivir una vida alejados de él jamás será beneficioso para nosotros.

Es importante tener en cuenta cuáles deben ser nuestras características, para de esta manera analizar cómo estamos viviendo hoy: no seguir el consejo de los malvados; no detenerse en el camino de los pecadores; no cultivar la amistad de los blasfemos; deleitarnos en la ley del Señor; meditar en esta ley de día y de noche.

Y qué bueno es saber que si uno vive conforme a esta demanda de parte de Dios, va a recibir beneficios y bendiciones directas del Padre: seremos como aquel árbol plantado junto a la orilla de un río que da su fruto a su tiempo, sus hojas no se marchitan. Dios nos bendecirá de tal manera que todo lo que hagamos prosperará. Y así como un árbol plantado junto a un río es tan distinto a un árbol plantado en la sequedad, de la misma manera una persona que lleva su vida meditando y viviendo bajo la guía de la Palabra de Dios será totalmente distinta a aquella que sigue su propio camino.

Estamos iniciando un nuevo año. El 2011 recién está comenzando. Es un buen tiempo para que podamos meditar cómo hemos vivido nuestra vida hasta hoy. Es interesante notar que el Salmo 1 comienza con esta palabra que nos motiva a pensar de qué manera vamos a vivir este año y los siguientes, teniendo que reconocer que va a depender de nosotros en forma personal, y de lo que hagamos, cuál será la consecuencia de nuestra manera de vivir.
¿Seré prosperado en todo o seré arrastrado por el viento?

Oración: Dios, te pido que seas mi ayuda y mi fortaleza para que siempre esté en tu camino meditando en tu Palabra, alejado del consejo y la senda de los pecadores. Amén.

Jonás Ranellucci
Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.